El preocupantemente bajo valor presente de la deuda pública

Humberto Colmán



Enviado por Humberto Colmán

Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Las ideas y comentarios expresados en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la posición oficial del Ministerio de Hacienda del Paraguay.

El preocupantemente bajo valor presente de la deuda pública

Dándole continuidad a mi artículo denominado “El Infundado temor a la Deuda Pública”, en esta nueva entrada voy a complementar el análisis con más evidencia que sostiene que la deuda se mantiene baja y viable.

Una primera acotación sobre el artículo anterior, donde los datos de la carga de la deuda deben corregirse con la actualización de las cuentas nacionales. La deuda pública bruta al cierre del 2017 se ubica en 18% del PIB, con las nuevas cuentas nacionales.

Ahora, seguramente el lector más crítico habrá notado que en realidad el servicio de deuda correspondiente a las recientes emisiones no se puede ver en el sencillo cálculo de los pagos de capital e intereses sobre los ingresos tributarios, presentado en el blog anterior. Esto es correcto, y es así por las características de los bonos soberanos emitidos, cuyo capital adeudado se debe devolver al final del periodo de maduración del citado instrumento.

Entonces, una forma complementaria de ver la carga de la deuda es cuantificar cuanto tendríamos que pagar hoy para cancelar todos los compromisos futuros de pagos de capital. Por supuesto, otra vez debemos analizar esto en relación a una medida de ingreso, para lo cual utilizaré el Producto Interno Bruto (PIB).

Lo que se hace típicamente es calcular el valor presente de la futura deuda, que en la práctica significaría traer a valor de hoy las futuras obligaciones. El valor presente de la deuda es diferente al valor bruto de la deuda. El valor bruto de la deuda (el 18% antes mencionado) es la suma simple de las deudas a futuro, cálculo en el que no se le asigna valor al dinero en el tiempo.

Para tener el monto del valor presente de la deuda o de lo que tendría que pagarse hoy para cancelar todas las obligaciones futuras se utiliza una tasa de interés o tasa de descuento para traer a valor presente un flujo futuro de deuda. Es como el caso de un descuento de cheques, donde para hacerte efectivo te hacen un descuento. De la misma manera, si voy a pagar toda mi deuda hoy, seguramente podré obtener un descuento, lo cual es la lógica detrás del cálculo del valor presente de la deuda.

En este caso, el marco para evaluar la sostenibilidad de la deuda (DSF) del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, nos indica como referencia el 30% del PIB, como límite máximo tolerable para la relación del valor presente de la deuda sobre el PIB. Por encima de este límite el país podría tener dificultades para honrar los compromisos de su deuda pública. Vale recordar que este límite de referencia es para países de bajos ingresos y menor nivel de desarrollo relativo, lo cual, si bien no es el caso del Paraguay, se utiliza de todas formas como un límite o umbral todavía más exigente para nuestro caso.

Este cálculo del valor presente (ver anexo) arroja que la deuda total del sector público del Paraguay representaría solo el 10,5% del PIB, mientras que el valor presente de la deuda externa sería solo 8,8% del PIB. Podemos ver que el valor presente de la deuda del Paraguay es apenas un tercio del valor límite del DSF. Y si se incorpora la deuda a ser asumida para el financiamiento del Presupuesto de Gastos del 2019, el valor presente de la deuda solo llegaría al 11,6% del PIB.

Claro que también será fundamental darles el mejor uso alternativo a estos recursos, razón por la cual los mismos han sido asignados a partidas de gastos de inversión pública, y a gastos de administración de pasivos, todo lo cual permite elevar el crecimiento de la económica y mejorar la estructura de la deuda pública.

La cuestión de administración de pasivos, que en la práctica significa utilizar parte de la nueva deuda para pagar el capital de deudas anteriores (los intereses se pagan con ingresos tributarios), también ha sido blanco de críticas. Es paradójico que se critique eso, justo cuando eso no eleva la deuda y la verdad es que como el horizonte temporal del Estado es tan amplio, este puede hacer dichas operaciones con frecuencia y sin ninguna dificultad.

Prácticamente no existe país en el mundo que no haga este tipo de operaciones. También en la región, recientemente lo hizo Chile, país que mantenía una posición acreedora neta con el mundo, habiendo destinado cerca del 36% de sus emisiones del periodo 2013-17 para este menester. En Paraguay, el repago del capital llega a solo el 26,8% de toda la deuda emitida.

Y esto también tiene una lógica desde el punto de vista de la mejor utilización de los recursos. Si el Estado puede hacer operaciones de pasivos, no tendría sentido que se recorte el presupuesto de gastos de otros programas públicos para pagar el capital de la deuda con recursos ordinarios, puesto que afectaría negativamente el bienestar.

Entonces, con los datos presentados en este artículo una vez más se puede concluir que la deuda pública del Paraguay, es baja, sostenible y con un nivel holgadamente tolerable para nuestro nivel de ingresos y desarrollo.

Finalmente, el saldo efectivo o valor presente de la deuda pública es aún más bajo de lo que se cree y hasta se podría decir preocupantemente bajo.

Leer Anexo del informe

Ultimos Blogs


Blogueros destacados


Lea Gimenez Duarte



Lea Giménez Duarte
Ex Ministra de Hacienda


Humberto Colmán



Humberto Colmán
Viceministro SSEE - MH


Stella Guillén



Stella Guillén
Jefa de Gabinete - MH


Viviana Casco


Viviana Casco

Directora de Política Macro Fiscal SSEE-MH


Ivan Johnnatan Haas Rivas


Ivan Johnnatan Haas Rivas

Director de Política de Endeudamiento SSEE-MH


Santiago Peña Palacios


Santiago Peña
Ex Ministro de Hacienda