Logo.png
Gobierno-Logo-Espanol---Guarani-SM-claro-V2.png

La macro no llega a la micro: ¿mito o realidad?

Lea Gimenez Duarte




Enviado por Lea Giménez Duarte

Miércoles, 08 de febrero de 2017

Las ideas y comentarios expresados en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la posición oficial del Ministerio de Hacienda del Paraguay.

He escuchado y leído la opinión de varios referentes económicos y no económicos de Paraguay sobre la idea de que, a pesar que estamos muy bien macroeconómicamente (lo cual es prácticamente innegable), la macro no llega a la micro (no hay efecto derrame). Esta visión me llama la atención, no porque no estoy al tanto de los grandes desafíos que aún enfrenta nuestro país en muchos frentes (educación, salud, infraestructura, pobreza, desigualdad...), sino porque es una opinión intransigente que tiene mucho impacto mediático y poco fundamento. Además, cuando a los paraguayos se nos pregunta si estamos mejor que el año pasado, la gran mayoría respondemos que sí, pero que al país en general le va peor. Esta dicotomía de visiones debe despertar nuestra curiosidad.

¿Qué está pasando en nuestro país?

Seguramente, ya han escuchado hablar del Desacoplamiento Económico que viene experimentando nuestro país en los últimos años (explicado muy bien en este blog). Básicamente, entre el 2003 y el 2007 prácticamente a todos los países de la región nos iba bien, nos movíamos con los vientos de cola principalmente explicados por los altos precios de los commodities y una China Continental que tenía un crecimiento de dos dígitos (por encima del 10%) que nos venía bien a todos. La crisis financiera del 2008 marcó un antes y un después, afectando la trayectoria de crecimiento de casi todas las economías del mundo. La marea bajó y, tal como lo describió Warren Buffet, empezamos a ver quiénes nadaban desnudos. Como resultado de la crisis financiera y de la ralentización del crecimiento en China y los países desarrollados, en el periodo 2013-2016 la gran mayoría de los países de la región experimentó un crecimiento negativo o, en el mejor de los casos, deslucido.

Sin embargo, lo más interesante es notar lo siguiente. En el periodo 2003-2007, el crecimiento promedio de Brasil fue de 4,0% y el de Paraguay 4,1%. En el periodo 2008-2012, el crecimiento promedio de Brasil fue de 3,7%, igual al de Paraguay. ¿Cómo hubiésemos estado si nos quedábamos de brazos cruzados y seguíamos imitando al Brasil, como lo

Imagen_Blog_Vice1.png

hicimos siempre? La economía paraguaya se hubiese contraído. Sin embargo, crecimos en promedio 6,5% en el periodo 2013-2016, como nunca antes, nos despegamos de nuestro principal socio comercial.

¿Qué pasó?

En el desafiante contexto externo, entre el 2013 y el 2016 la política económica se enfocó en: 1) optimizar el uso de los recursos públicos de manera a maximizar el impacto positivo en la economía y 2) promover la diversificación de nuestra matriz productiva y la inversión privada. El objetivo este año es seguir esta misma política y estamos trabajando en ello.

¿Por qué?

Porque esta política, a diferencia de la prebenda, se traduce en mejores resultados que benefician a más paraguayos y, en particular, a los más vulnerables. Estas no son políticas arbitrarias ni aisladas. Es un hecho que el multiplicador (o impacto en el PIB) de la inversión pública es tres veces más grande que el multiplicador del gasto corriente (así lo estima el Fondo Monetario Internacional). Esto es más impresionante, aun cuando entendemos que esta estimación no toma en cuenta la mayor calidad de vida, productividad y competitividad que resulta de la inversión. En pocas palabras: la propuesta es transformar desafíos en oportunidades y hacer más con menos.

¿Más de qué?

Más Gasto social para financiar una red de protección social para los paraguayos que más lo necesitan. Desde el 2013, se da blindaje legal a los créditos presupuestarios asignados a los programas sociales de manera que éstos no puedan ser disminuidos para financiar otros programas o proyectos. Esta política macro-fiscal, junto al desarrollo de enfoque de precisión a través de la Ficha Social y la creación del Sistema Integrado de Información Social (SIIS) con el objetivo de integrar información fehaciente de las personas beneficiarias actuales y potenciales de los programas sociales a cargo del Estado, está permitiendo facilitar y transparentar la focalización y mejorar la eficiencia del gasto social. Estas mejoras son de gran relevancia, pues programas como Tekoporã no solo ayudan a familias a salir de la pobreza, sino que también impactan en indicadores de salud (aumento de 25% en la cantidad de controles prenatales, caída de 50% en la tasa de mortalidad materna) y educación (caída de 7% en la tasa de abandono escolar, aumento del 25% en la formalidad laboral) de los beneficiarios, ayudando a romper la transmisión intergeneracional de pobreza.

Más Inversión en capital humano que permita a cientos de paraguayos acceder a una educación terciaria de calidad y que se traduzca en la inversión en conocimiento fundamental para el desarrollo de nuestro país. El programa de becas “Carlos Antonio López (BECAL)" está permitiendo que más de 900 jóvenes paraguayos puedan cursar maestrías y doctorados en las mejores universidades del mundo, con lo cual estos jóvenes podrán

Imagen_Blog_Vice2.png

aportar al desarrollo de nuestro país desde sus diferentes áreas de especialización.

Más infraestructura pública básica y de enorme retorno de la mano de grandes mejoras en la formulación, diseño y monitoreo de proyectos de inversión, esta política macro-fiscal se traduce en más fuentes de trabajo hoy y en mayor productividad y competitividad mañana. Mantener y potenciar este tipo de política (¡inversión en infraestructura hoy!) en los próximos años serán determinantes para definir si el Paraguay será capaz de aprovechar su estructura demográfica en las próximas tres décadas, de manera a beneficiarse del bono demográfico y de convertirse efectivamente no solo en una economía emergente, sino en una economía desarrollada.

Imagen_Blog_Vice11.png

Más diversificación de sectores secundarios como la construcción y la industria (sectores más intensivos en mano de obra), esto se traduce en la generación de más y mejores puestos de trabajo. Además, la atracción de la inversión extranjera y

la diversificación de nuestra matriz productiva permite a Paraguay diversificar sus fuentes de ingresos, disminuir la volatilidad de su crecimiento y su dependencia de los ciclos de sus socios regionales. No importa cuán atractivo sea el sistema impositivo, si no tuviéramos los fundamentos macroeconómicos sólidos que tenemos, ningún inversor se hubiese aventurado a venir.

¿Qué nos dicen las estadísticas?

Nos dicen que la contención del gasto salarial no tiene precedentes. Las medidas de contención del gasto corriente implementadas, especialmente del gasto salarial, permitieron que, por primera vez en más de 15 años, el

Imagen_Blog_Vice3.png

2016 cierre con un crecimiento nominal de los gastos en remuneraciones de 0%, lo que implica una reducción real del gasto salarial cercana al 0,5% del PIB. Junto con el manejo prudente del crédito externo, estas acciones permitieron que los recursos que antes iban a salarios puedan destinarse a la inversión social, la inversión en capital humano, y al crecimiento de los niveles de inversión física.

Nos dicen que la cobertura de los programas sociales se ha incrementado. Entre el 2013 y el 2016, el

programa Tekoporã incrementó en 69% el número de sus beneficiarios, abarcando aproximadamente a 140.000 familias. En el mismo periodo, la cobertura del programa de Adultos Mayores

Imagen_Blog_Vice7.png

creció 79%, brindando protección social a más de 168.000 personas de la tercera edad.

Imagen_Blog_Vice4.png

Nos dicen que los niveles de ejecución de obras de infraestructura y las soluciones habitacionales para familias vulnerables no tienen precedentes. Entre el 2013 y el 2016, la SENAVITAT invirtió más del doble que en los 10 años previos, entregando aproximadamente 16.000 viviendas. Así también, en el mismo periodo, el MOPC invirtió más que en los 10 años previos.

Es importante destacar que no solo se invirtió más, sino que, gracias al fortalecimiento del Sistema Nacional de Inversión Pública, se invirtió de manera más transparente y eficiente.

Nos dicen que la generación de empleos en el sector de maquilas es muy positiva. Entre agosto de 2008 y diciembre de 2011 se instalaron 32 maquilas en nuestro país, generando 1.059 empleos. Entre

Imagen_Blog_Vice6.png

agosto de 2013 y diciembre de 2016 Paraguay pudo atraer a 166 maquilas (un incremento de 419% con relación al periodo anterior), generando 6.710 empleos (un incremento de 534%). La maquila, inicialmente pensada como una política de fomento de la inversión privada, pronto amplió sus alcances para ser proveedora de insumos a la industria manufacturera brasileña. Esto permitió no solo aumentar la cantidad de empleos, sino atenuar los efectos negativos de la desaceleración brasileña.

Imagen_Blog_Vice5.png

Nos dicen que el nivel de pobreza es el más bajo de nuestra historia. Esto a pesar de dos factores importantes que deben ser considerados. El primer factor es externo y asociado a la ralentización del crecimiento regional: la desaceleración de la disminución de la pobreza en América Latina y el Caribe entre el 2014-2015 y una tendencia regional al alza entre el 2015-2016 fueron

identificados por la CEPAL en su reporte Panorama Social de América Latina 2015 y la ONU en su Informe de Desarrollo Humano 2016. El segundo factor está relacionado con la elasticidad crecimiento de la pobreza (el impacto en la pobreza de un incremento en el ingreso del 1%), la cual disminuye a medida que el nivel de pobreza baja. Esta es una realidad en todo el mundo. A medida que los números de pobreza se hacen más pequeños, la tasa de disminución baja debido a que los focos de pobreza que persisten están en entornos difíciles de acceder, sea por cuestiones geográficas, culturales o estructurales.

Otros indicadores nos dicen además que el salario promedio de un trabajador con 12 años o menos de estudios ha mejorado en 5,4% con respecto al 2015. También, el tráfico aéreo se ha incrementado en un 33% llegando a más de 1 millón de pasajeros en el 2016. Los datos nos dicen que solo entre el 2015 y el 2016, la exportación de productos no tradicionales creció 27%, donde se destacan productos como el arroz, oro laminado, fécula de mandioca, remolcadores y barcos empujadores, insecticidas, entre otros. Además, que las inversiones realizadas bajo la Ley N° 60/90 aumentaron en 31% en el periodo 2013-2016, generando 13.096 nuevos empleos. La subocupación se redujo a su menor nivel en 15 trimestres y el consumo familiar crece sin parar desde fines del 2009.

Entonces, a nivel micro, ¿estamos bien, más o menos, mal, mejor, igual, peor?

Sigamos ahondando en estos temas, recurramos a la gran riqueza de información a la cual hoy tenemos acceso para formar nuestras opiniones, y seamos nosotros mismos los jueces, porque así debe ser.

Ultimos Blogs


Blog del Ministro


Santiago Peña Palacios


Santiago Peña
Ministro de Hacienda


Blogueros destacados


Lea Gimenez Duarte



Lea Giménez Duarte
Viceministra SSEE-MH


José Cuevas



José Cuevas
Director de Integración SSEE-MH


Stella Guillén


Stella Guillén
Directora de Política de Endeudamiento SSEE-MH


Facundo Salinas


Facundo Salinas

Director del Sistema de Inversión Pública
SSEE-MH


Humberto Colmán



Humberto Colmán
Director de Política Macro-Fiscal SSEE-MH

SSEE